A pesar de las bajas temperaturas, los pequeños productores sostienen sus cultivos, mientras la sequía continúa afectando a aquellos que carecen de sistemas de riego.

Los productores que disponen de sistemas de riego pueden mitigar los efectos de la sequía, mientras que aquellos que no los tienen se ven más afectados.

Esta mañana, a pesar de las condiciones climáticas desafiantes, los pequeños productores se reunieron en el costado de la terminal de ómnibus para la feria organizada por la Asociación de Feriantes Departamental. Entre ellos, el Sr. Miguel Montanía de la localidad de Potrerito expresó su alivio por la ausencia de heladas, lo cual ha permitido mantener los cultivos en condiciones aceptables.

No obstante, la sequía persistente sigue representando un desafío significativo. Los productores que no cuentan con sistemas de riego adecuados se encuentran especialmente afectados. Montanía lamentó la falta de apoyo gubernamental, subrayando que ‘los animales ya no pueden pastar; los alimentamos con forraje y con la feria salvamos los gastos, pero algunos colegas no pueden asistir y ya enfrentan necesidades’.

La idea es intentar nuevamente la siembra de la ramas semillas ya que el año pasado no se pudo.

La situación subraya la vulnerabilidad de los pequeños productores frente a los cambios climáticos adversos y la necesidad urgente de medidas de apoyo para garantizar la buena producción y el sustento de las familias rurales.