Dos abatidos en enfrentamiento con la FTC, uno fue secuestrador de Félix Urbieta

La Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) encontró en una pesquisa a 4 personas armadas, que no quisieron entregarse y abrieron fuego contra los uniformados. Como resultado cayeron dos miembros del grupo armado Ejército del Mcal. López (EML). Uno de ellos es hijo de Alejandro Ramos, secuestrador de Félix Urbieta.

bajan cuerpo de Alejandro Antonio Ramos

Antonio Alejandro Ramos Ramírez –hijo– (22), hijo del líder del grupo armado Ejército del Mariscal López (EML), Alejandro Ramos Morel, fue uno de los abatidos, junto con Alcides Mereles Carvallo, otro joven miembro de esta banda armada, en un enfrentamiento con agentes de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC), en la zona la comunidad Ybyraty, distrito de Horqueta.

Ramos había secuestradoba Félix Urbieta en octubre de 2016

Los cuerpos de ambos abatidos fueron trasladados anoche a la morgue del Hospital Regional de Concepción, donde fueron inspeccionados por el forense Pablo Lemir. Esta mañana se hará la entrega a los familiares.

El fiscal antisecuestros Carlomagno Alvarenga explicó que el enfrentamiento se produjo cuando la patrulla de la FTC estaba realizando pesquisas en la zona de Ybyraty con orden de allanamiento y que, al encontrar a las 4 personas armadas, que dispararon contra los intervinientes, lo cual produjo la reacción de los militares. Dos se escaparon (posiblemente mujeres) y dos cayeron en el momento.

Cuerpo de Alcides Mereles

Antonio Alejandro Ramos Ramírez fue conocido cuando participó del secuestro del ganadero horqueteño Félix Urbieta, el 12 de octubre del 2016. Además, según su perfil delictivo, habría colaborado en el asesinato de Nilda Rossana Irala (2018) y en la quema de estancias y retiros.

El operativo inició a eso de las 19:00 en la zona de Belén Cué y Ybyraty, a 16 km de la ciudad de Horqueta, y siguió hasta altas horas de la noche de ayer.

INTERVIENEN. Los fiscales Carlomagno Alvarenga y Pablo Zárate llegaron al lugar y ordenaron el retiro de los cuerpos. Por su parte, el fiscal de la Unidad Antisecuestro, Federico Delfino, también confirmó que miembros del EML fueron abatidos, “luego de resistirse a entregarse a las fuerzas de seguridad”.