Itapucumí, una de las comunidades ribereñas del distrito de San Alfredo, con unos 2.400 habitantes, sufre el impacto de la ausencia del Estado. El puesto de salud con muchas limitaciones, que funciona en el lugar, pertenece a una empresa privada. No tienen médico y carecen de camino.

Puesto de salud privado al servicio de la población

Uno de los déficits de la comunidad es la falta de un centro de salud del Gobierno con funcionarios, medicamentos e insumos al servicio de la población. Sin embargo, funciona este local que pertenece a la empresa privada que se dedica a la explotación minera. “Nosotros no nos quejamos de la empresa privada, nos da trabajo y nos pone el puesto sanitario; sin embargo, del Gobierno nada recibimos, no hay medicamentos ni profesionales de salud”, indicó Andresa Cáceres, pobladora del lugar, que pidió la distritación de las comunidades ribereñas, porque consideran que con ella van a buscar su desarrollo. Rosalino Sánchez, otro poblador, indicó que en salud hay una gran necesidad, ya que solo una enfermera es la que presta atención. “Cuando hay urgencia debemos llegar a Pinasco o Concepción, eso cuesta mínimo un millón de guaraníes en deslizadora”, indicó.

Vista aérea de la comunidad

Lidio Silva afirmó que la empresa da fuentes de trabajo, pero que el Gobierno se ausenta de la comunidad, a tal punto de no tener un médico, ni camino, ni medicamentos. “Nosotros queremos que se rechace el veto del presidente Abdo, a fin de tener nuestra independencia y forjar nuestro desarrollo”, dijo.

Hermoso oratorio de Itapucumí

José Pablo Recalde, docente de la comunidad, indicó que en educación no tienen educación media abierta por falta de rubros y que la falta de camino es el principal problema que los aqueja. Indicó, que ni siquiera las telefonías móviles tienen servicios en la comunidad.

Los pobladores lamentan que Marito haya vetado la ley de distritación de Itacua que abarca a otras comunidades ribereñas como Itapucumí, Guyrati, Puerto Fonciere, Puerto Max e Isla Peña Hermosa. Son poblaciones aisladas eternamente por falta de camino.

Fuente: Ultima Hora

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *