Construcción de sanitarios en reemplazo de letrinas llegará a 650 hogares en Horqueta

En la ciudad de Horqueta, departamento de Concepción, 650 familias serán beneficiadas con la construcción de Unidades Sanitarias Básicas (USB) para reemplazar el uso de letrinas y otras precarias infraestructuras en los barrios periurbanos.

La selección de los beneficiarios fue el resultado de un proceso de entrevistas realizado mediante visitas domiciliarias a un total de 1.100 viviendas.

La tarea estuvo a cargo de un equipo de agentes comunitarios, bajo la coordinación del Equipo Social del Programa, y en articulación con la Junta de Saneamiento y la municipalidad local.

Las obras forman parte del Programa de Saneamiento y Agua Potable para el Chaco y Ciudades Intermedias de la Región Oriental del Paraguay, impulsado por el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC).

La construcción de estas unidades sanitarias está a cargo del Consorcio CMR, integrado por las empresas Confortec S.R.L., Ingeniero Mario Ibarrola y RG Maquinarias y Servicios S.A., informó el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC).

A su vez, continúa la instalación de la red de alcantarillado sanitario, que cubrirá un total de siete barrios, sumando 69 kilómetros de tuberías y 16.000 usuarios, que accederán al servicio, por primera vez.

Del mismo modo se trabaja también en la mejora del servicio de distribución de agua potable, con la provisión de materiales a la Junta de Saneamiento San Antonio.

Uno de los distritos más importantes del departamento de Concepción, Horqueta será, además, la primera en disponer de una Planta de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR). Su puesta en operación permitirá depurar los efluentes cloacales provenientes del alcantarillado sanitario, antes de su vertido a los cursos hídricos de la ciudad.

La inversión total prevista supera los 37.000 millones de guaraníes y se inscribe en el Programa de Saneamiento y Agua Potable para el Chaco y Ciudades Intermedias de la Región Oriental del Paraguay, financiado con una donación de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Aecid) y un préstamo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Los trabajos están a cargo de la empresa contratista Sociedad Constructora Chaco SA, con la fiscalización de Consorcio Alcantarillado Región Oriental (Caro).