Unos 80 estudiantes del Bachillerato Científico Ambiental del Colegio San Isidro Labrador de Concepción reclaman la construcción de aulas y provisión de mobiliario, ya que dan clases bajo árboles y usan cubiertas para sus asientos.

Tarea diaria en esta circunstancia

Los alumnos del 1ro, 2do y 3er cursos del Colegio San Isidro Labrador del barrio San Luis dan clases bajo los árboles porque no tienen ningún aula a disposición para el turno tarde. Reclaman desde años la construcción de 5 aulas en el predio que está a nombre del Ministerio de Educación y Ciencias en el fondo de la escuela.

Los estudiantes ni siquiera tienen mobiliario y sus asientos son cubiertas recicladas, algunas sillas reparadas que la escuela ya no las usa y sus mesas son de madera terciada. «Estamos fabricando para nuestras sillas, ya que no tenemos en que sentarnos, reciclamos las cubiertas» dijo uno de los estudiantes.

Sin aulas, pero con ganas de aprender

La institución cuenta con un predio en nombre del Ministerio de Educación y Ciencias y el pedido de construcción ya se ha realizado a la Municipalidad, Gobernación y MEC. Pese a eso, hasta el momento no existen respuestas efectivas, según los alumnos, padres y directores

Shirley Recalde, estudiante, pidió a las autoridades a que atiendan sus pedidos e inicien la construcción lo más pronto posible.