La Fuerza de Tarea Conjunta requisará uniformes militares que hallen en poder de civiles y denunciarán ante la justicia a los responsables del uso irregular del vestuario castrense

Los guardias se vieron obligados en entregar sus prendas
Los guardias se vieron obligados en entregar sus prendas

 

A través de su vocero la  Fuerza de Tarea conjunta anuncio que realizará un estricto control en el departamento de Concepción del cumplimiento de la Ley 1115/97 que en sus artículos 34, 35 y 36 prohíbe la fabricación y el uso de uniformes y distintivos militares fuera de la institución armada.

Advierten que los uniformes militares que sean hallados en poder de personas civiles serán requisados en el acto y los infractores serán denunciados ante las autoridades judiciales competentes

Recomiendan también a los civiles, instituciones y empresas privadas a “desistir del uso de cualquier tipo de uniforme militar (principalmente el camuflado)”

El pasado sábado, policías y militares de las Fuerzas de Tarea Conjunta (FTC) casi dispararon a dos guardias de seguridad de una estancia, que estaban vestidos con ropas camufladas. Los agentes requisaron las vestimentas y advirtieron a los trabajadores a no volver a utilizar el uniforme para’i.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *