La Fiscalía y la policía han iniciado una investigación para esclarecer la causa de una intoxicación que afectó a 150 trabajadores en una obra en construcción de PARACEL.

El sándwich incautado y enviado para la muestra

En la mañana de este viernes, aproximadamente 150 trabajadores de una obra en construcción de PARACEL, ubicada a unos 6 km de la ciudad, sufrieron síntomas de intoxicación alimentaria después de consumir sándwiches de pollo como parte de su desayuno. Todos presentaron síntomas de deshidratación, diarrea y vómitos, con dos de ellos en estado inestable.

Una comitiva compuesta por fiscales y agentes policiales, liderada por el fiscal Joel Díaz de la Unidad N°3, se trasladó al local gastronómico de la franquicia «El Pingüino», ubicado en Presidente Franco del barrio Centro de Concepción. El establecimiento está a cargo de Jesús Bobadilla y proporciona servicios de alimentación a la empresa PARACEL. Con la autorización del responsable, la comitiva ingresó al lugar en busca de evidencias y procedió a incautar sándwiches y mayonesas tanto del establecimiento como del sitio de la obra. Estos productos fueron depositados en una conservadora con hielo y enviados a la capital del país para su análisis laboratorial.

Los trabajadores llegaron al IPS en ambulancias y vehículos particulares

El objetivo de esta medida es determinar la posible causa de la intoxicación masiva, que ha generado preocupación entre los trabajadores afectados y la comunidad en general. Las autoridades sanitarias han remitido las muestras al departamento de epidemiología y están a la espera de los resultados de los análisis.