Pagarés sin nombres justifican pagos en la Comuna de Concepción

La Municipalidad de Concepción sigue dando que hablar a días del tratamiento de la intervención. Documentos obtenidos, a través de recurso de amparo, evidencian que en el 2016 la Comuna consiguió un préstamo de 4.800 millones de guaraníes para obras, sin embargo, el 57% usó en gastos corrientes y el resto se desembolsó a profesionales locales recibiendo como comprobantes sendos pagarés simples sin identidades.

Intendente con sus colaboradores en una de las obras ejecutadas después de la presión ciudadana

En febrero del año 2016, el intendente Alejandro Urbieta consiguió el apoyo de mayoría liberal de la Junta Municipal para la obtención de un préstamo bancario de G. 4.482.163.775 para obras específicas (Obras viales y /o desagües pluviales). Sin embargo, el 57% destinó a pagos de salarios, dietas y honorarios transfiriendo a cuentas corrientes. Apenas el 43% destinó para la ejecución de obras (concejales colorados advertían en aquel entonces que el préstamo era para pagar deudas).

recurso de amparo. Cuando un periodista local solicitó informe del empréstito de los G. 4.482.163.775, el intendente negó la información pública, sin embargo, a través de un recurso de amparo accedió a los documentos donde saltan varios aspectos llamativos del uso de ese dinero.

Este tipo de documento expedía la comuna para justificar millonarios desembolsos

Lo llamativo del caso es que los desembolsos fueron destinados al Departamento de Tesorería de la Comuna adjuntando los pagarés firmados por los profesionales beneficiarios para la construcción de las obras. (sin identificación y N° de cédula). El total de desembolsos alcanzó la suma de 1.900 millones de guaraníes

Uno de ellos es de G. 330.000.000, según orden de pago N° 160000972, cuyo comprobante es un pagaré con firma y número de cédula de identidad que, averiguando, se supo que pertenece al Ing. Arsenio Domínguez, funcionario contratado por la Comuna, que cobra mensualmente en concepto de honorarios profesionales la suma de G. 8.000.000. “Era adelanto de dinero para agilizar obras, pero cuando se llamó a licitación quedó todo a cargo de la empresa proveedora, pero esos pagarés ya no existen”, señaló Domínguez.

firma de pagarés. El ingeniero Luis Pavón (hermano del diputado Emilio Pavón, que defiende la intervención de Alejandro Urbieta), también reconoció que firmó algunos pagarés por obras de empedrados, pero que cuando la Junta Municipal bloqueó el desembolso a comisiones vecinales, se llamó a licitación y ganó la empresa Conserpar (Roberto Vicencini). “Sí, yo firmé por obras que realizamos, pero cuando la Junta prohibió el desembolso a nombre de comisiones vecinales ya quedó a Vicencini, yo ni siquiera pude recuperar esos pagarés”, señaló Pavón.

Otras empresas que firmaron pagarés en condiciones similares son el Ing. Aníbal Denis, Tapeporã (González) entre otros.

Rafael Amarilla, ciudadano movilizado, destacó que estos movimientos administrativos demuestran la total informalidad de la administración de Urbieta y que con la intervención se podrán demostrar los tremendos daños patrimoniales al erario público.

Consultamos a la abogada Teresa Díaz, jefa de comunicación de la Comuna, sobre la denuncia de los pagarés. Destacó que recién el lunes podría derivar a sus compañeros para informar.
Documentos obtenidos evidencian que en el 2016 la Comuna usó dinero en gastos corrientes y también se pagó a profesionales locales recibiendo como comprobantes pagarés sin identidades.

Fuente: Ultima Hora