Nativos de Pdte. Hayes tienen tierras, pero no acceden por falta de camino

Miembros de la comunidad Yakye Axa viven en la miseria al costado de la ruta Concepción-Pozo Colorado, mientras esperan vías para ingresar al lugar donde vivirán. Sus necesidades son muchas.

   Miseria. Los pequeños de la comunidad viven en el charco, a merced de cualquier enfermedad. La asistencia llega desde el Hospital Regional de Concepción..


Miseria. Los pequeños de la comunidad viven en el charco, a merced de cualquier enfermedad. La asistencia llega desde el Hospital Regional de Concepción..

Cincuenta y un familias nativas de la comunidad Yakye Axa, del Departamento de Presidente Hayes, viven en la miseria al costado de la ruta Concepción-Pozo Colorado (km 349), porque no pueden acceder a sus propias tierras por falta de camino. Denuncian que el Estado está incumpliendo varios compromisos asumidos ante la instancia internacional.

Desde el 2005 tienen a su favor la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y la compra de las tierras en el km 349 se concretó hace cinco años; sin embargo, hasta el momento no pueden ingresar a ellas por falta de apertura de camino. «Llegamos a instancia judicial, porque dos estancias (Tamarino y Vista Alegre) no quisieron permitir el servidumbre de paso, ahora me informan que ya tenemos a nuestro favor la resolución judicial», explicó Albino Gómez, cacique de la comunidad.

Remarcó que el trabajo de apertura de los 32 km de vía se inició con una máquina del MOPC, pero que no ha avanzado mucho porque la máquina es antigua y obsoleta, que apenas trabaja una hora y descansa otra igual. «Ahora que se tiene la posibilidad legal para continuar la obra, esperamos que el MOPC de Pozo Colorado disponga de maquinaria que valga la pena; caso contrario, no podremos ingresar a nuestras tierras», señaló Gómez.

emergencia. Agregó que la comunidad se encuentra actualmente en estado de emergencia, ya que con las lluvias, sus viviendas se inundan y están viviendo en charcos. «Los niños viven en el charco y contraen enfermedades difíciles de paliar, por eso ya no queremos permanecer acá, en este lugar, a la vera de la ruta», señaló el cacique.

Los pobladores solicitaron al Gobierno Nacional avanzar con la apertura de camino. Otro problema que apuntan los pobladores es la falta de agua potable para consumo. Sostienen que ahora juntan de la lluvia para beber porque en noviembre fue la última vez que recibieron agua de Essap. Tienen sus tanques instalados, pero vacíos.

La asistencia sanitaria se da a través de la 1ª Región Sanitaria de Concepción. Ayer, una ambulancia de la institución llegó a la comunidad y derivó de urgencia a dos pacientes hasta el Hospital Regional de Concepción.

En la escuela, las clases recién comenzarán desde este lunes de Pascuas, ya que, carecían de aulas y mobiliario. Sin embargo, a través de gestiones realizadas por el docente Isidro Ramón Colman, se concretó la construcción de dos aulas de madera y algunas sillas con pupitres. «Yo recibí G. 15.000.000 de aportes de dos organizaciones de España y construimos la escuelita que nos alcanzó G. 25.000.000, así también algunos aportes externos para las sillas y así vamos a comenzar las clases desde el lunes», señaló el docente Isidro Ramón Colmán.

En total acudirán 70 niños a la escuela. Él cuenta con rubro, pero su colega, Miriam Colmán Espínola, está sin rubro.

Fuente: Ultima Hora (Justiniano Riveros)