Fabrican una moto especial a Don Pablo para poder trabajar

Gracias a una colecta solidaria se pudo concretar la fabricación de una motocicleta inclusiva para Don Pablo Aguilar, un hombre con las dos piernas amputadas, que se dedica a vender paquetes de yerba mate, recorriendo la ciudad de Concepción.

Por Joel Riveros

Todos los días Don Pablo Aguilar recorre las calles de la ciudad de Concepción ofertando a conocidos y amigos la folclórica yerba mate, logrando no solo la venta de este producto sino también conquistando la admiración y el respeto de toda la ciudadanía, ya que pese a sus limitaciones físicas, sobrevive honestamente ganándose el pan de cada día por su propio esfuerzo.

Sus recorridas lo realizaba en su silla de ruedas haciéndose cada vez más difícil para él por las complicaciones propias de su enfermedad es por eso que hace bastante tiempo soñaba con una silla motorizada.

Es por ello que un grupo de ciudadanos realizo una colecta para cumplirle este sueño, la iniciativa estuvo encabezada por el Profesor Crescencio Ruiz.

«La construcción de esta moto tuvo un costo de 5 millones de guaraníes, ese monto la ciudadanía aportó voluntariamente tras ver el esfuerzo de Don Pablo que se gana honradamente el pan diario», afirmó el Prof. Ruiz.

Este vehículo fue diseñado y fabricado por Sergio Vásquez, un conocido herrero de esta ciudad quien comento que fue un gran desafío culminar este proyecto que hace bastante tiempo ya lo estaban idealizando.

«Después de mucho tiempo este proyecto pudo ser una realidad, en un principio se tenia la idea de construir una silla con motor pero por el recorrido que realiza Don Pablo diariamente no le seria muy duraredo, entonces buscamos algunas ideas en Internet y nos basamos en las necesidades de el, prácticamente le construimos un triciclo que es totalmente manual», sostuvo Vásquez.

Don Pablo se mostró muy agradecido por esta iniciativa ciudadana que terminó cumpliendo su sueño, comentó que a partir de ahora podrá vender más paquetes de yerba mate que le posibilitara tener una mejor calidad de vida.

«Estoy muy agradecido con el profesor Crescencio y toda la ciudadanía concepcionera por esta ayuda, estoy contento voy a poder hacer más recorridos y vender más», menciono el hombre bastante emocionado.

Don Pablo tiene 55 años, enviudo hace 13 años y tiene dos hijos, una esta enfermedad afecto sus piernas y género la amputación sus miembros inferiores ya hace varios años.