Urgen reparación del deteriorado tramo antiguo de ruta 5

En pésimo estado se encuentra la ruta 5 Bernardino Caballero, tramo antiguo, que une Concepción-Belén y Horqueta. Cientos de familias reclaman su reparación.

Deformación. Así está la ruta en el km 14, con el terraplén totalmente deteriorado. Afecta a 20 comunidades rurales.

Deformación. Así está la ruta en el km 14, con el terraplén totalmente deteriorado. Afecta a 20 comunidades rurales.

El tramo de 40 km, que antiguamente era la única vía entre Concepción, Belén, Horqueta y varias comunidades rurales, ahora está en estado de abandono, según la denuncia de los pobladores rurales de la zona.

Indicaron que el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) solo realiza esporádicas perfiladas que con alguna pequeña lluvia vuelve a deteriorarse. “En época de mucha lluvia se vuelve intransitable en la zona de Peguahomi, Peguaho Loma y Peguaho Guazú, comunidades ubicadas entre Belén y Horqueta”, señaló un poblador de la zona.

El año pasado llegaron a manifestarse y lograron la reparación, sin embargo, a esta altura del tiempo el deterioro es importante. “Queremos que lo reparen antes de entrar en época de mucha lluvia”, señaló uno de los denunciantes.

El tramo Concepción-Belén (19 km) también presenta deterioros, ya que hoy en día muchos camiones pesados utilizan la vía desde que funciona el frigorífico en Belén. Por ello, según la denuncia, la ruta se deteriora con mayor rapidez y exige reparaciones más reiteradas.

Unas 20 comunidades rurales, que quedaron fuera del desarrollo con el desvío de la ruta 5 asfaltada, sufren la consecuencia del mal estado del camino, que obstaculiza la rápida comunicación con las ciudades como Horqueta, Belén y Concepción.

La ruta 5 asfaltada también presenta graves deterioros que tampoco son solucionados. En el tramo Concepción-Horqueta-Yby Yaú hay varios y peligrosos baches que ponen en peligro la seguridad de los usuarios. El MOPC solo incluyó en la licitación la reparación del tramo Yby Yaú-Pedro Juan Caballero.

Fuente. Ultima Hora (Justiniano Riveros)