Entierran a Antonio Bernal Maiz, secuestrador de Arlan y Urbieta

El cuerpo sin vida del supuesto guerrillero abatido fue enterrado ayer en la localidad de Kurusu de Hierro. Su hermana, Juana Bernal Maíz, reclamó su cuerpo y la fiscalía ordenó la exhumación del cuerpo para entregarle a su familia.

Desentierro del cuerpo para entregarle a su hermana

Antonio Ramón Bernal Maíz, líder de la Agrupación Campesina Armada (ACA), fue abatido ayer de madrugada en un enfrentamiento con militares en la estancia Santa Teresa, del distrito de Loreto, Departamento de Concepción. El hombre, con frondosos antecedentes, recibió dos disparos de arma de fuego, dos compañeros pudieron escaparse y varias evidencias fueron requisadas.

El enfrentamiento se produjo cuando agentes de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) llegaron a una zona boscosa, tras un trabajo de inteligencia, con intención de atrapar a todos los miembros. Sin embargo, un perro mascota de la banda los alertó con sus ladridos. Los delincuentes tiraron dos granadas de mano en su huida. La respuesta inmediata de los agentes dio con uno de ellos, que resultó ser Antonio Ramón Bernal Maíz, conocido protagonista de varios hechos criminales estando en bandos del EPP, ACA y EML.

Otros dos acompañantes lograron fugarse con el arma del abatido, pero varias evidencias quedaron y fueron requisadas, como tres cuadros de anotaciones, proyectiles de diversos calibres, ropa camuflada, cuchillos, una granada casera, un cargador de arma pesada, entre otras.

El hombre es considerado muy peligroso y estaba operando con su banda entre los distritos de Concepción, Paso Barreto, Horqueta y Loreto, principalmente en extorsión y cobro de “impuestos revolucionarios” a los ganaderos de la zona.

Evidencias requisadas del abatido

Según el comisario Nimio Cardozo, jefe del Departamento de Antisecuestros, es un hombre muy peligroso que participó en los principales hechos criminales y de secuestros en los departamentos de Concepción y San Pedro. Indicó que tiene trece órdenes de captura por asociación terrorista, extorsión, homicidio doloso, secuestros de personas. Cardozo mencionó que a la noche se pudo percibir la presencia de tres personas, quienes se encontraban en el monte.

Aunque las autoridades no dieron identidades de los dos fugados, según fuentes extraoficiales se maneja que habrían sido Feliciano y Hugo Bernal Maíz, hermanos menores de Antonio.

ANTECEDENTES. Antonio Ramón Bernal Maíz (28) posee trece órdenes de captura por varios crímenes cometidos, entre los cuales figuran homicidio doloso, terrorismo y asociación terrorista, secuestro, apología del delito y asociación criminal.

Su historia criminal se inició con el Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), aproximadamente en el 2009, cuando era menor de edad. En enero del 2010 fue detenido entre los 14 supuestos logísticos del EPP por el secuestro de Fidel Zabala. Un año después todos fueron liberados por el entonces juez de Yby Yaú, Gustavo Bonzi Villalba, quien por esta acción fue destituido de su trabajo por el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados.

Tras anularse esa sentencia, de nuevo se dictó orden de captura contra todos ellos.

El 4 de setiembre 2012, Antonio y su hermano Bernardo ejecutaron a su tía Eusebia Maíz, en Azotey, con una granada que le hicieron explotar en la boca.

El día 2 de abril de 2014 fue autor del secuestro de Arlan Fick en Paso Tuya, Azotey. En la ocasión murió abatido su hermano Bernardo Coco Bernal Maíz. Ese mismo año, apareció en un video junto a Osvaldo Villalba.

La historia criminal de Antonio Maíz sigue con el secuestro y asesinato de la pareja alemana Robert Natto y Érika Reiser, ocurrido el 28 enero de 2015 en Azotey. Tras unirse al grupo del Ejército del Mariscal López (EML) participó en el secuestro de Félix Urbieta. Se habla de que fue yerno de Alejandro Ramos.

En el 2017 se abre del EML y reactiva el grupo ACA junto a su hermano Feliciano. Con este grupo atacó establecimientos como La Novia, Carrillo y Oro Verde, participó del atentado con explosivos en la estancia Santa Silvia y de muchas extorsiones.
Doble entierro
En un principio, el fiscal Carlomagno Alvarenga se comunicó con los familiares de Antonio Bernal, que se negaron a retirar el cuerpo aludiendo que perdieron contacto hace años y que no tienen interés en retirarlo. Es así que ayer, a las 10:00, se realizó la inhumación del cuerpo en el cementerio de Concepción. Pero a la tarde se presentó su hermana Juana Bernal Maíz, que vive en el segundo departamento, y exigió el cuerpo de Antonio. Tras una reunión, las autoridades exhumaron el cuerpo y entregaron a sus familiares. Este hecho se produjo a las 15.30 de ayer.

Finalmente, el entierro definitivo fue en el cementerio de Kurusu de Hierro.