Tras encadenarse, padres de Edelio se reunieron con Sandra Quiñónez

Obdulia Florenciano y Apolonio Morínigo, padres de Edelio Morínigo, fueron recibidos por la fiscala General del Estado, Sandra Quiñónez, tras encadenarse frente a la institución.

Obdulia Florenciano y Apolonio Morínigo llegaron hasta Asunción tras cumplirse seis años del secuestro de Edelio. Foto: Luis Enriquez

Los padres de Edelio Morínigo llegaron hasta Asunción tras cumplirse seis años del secuestro del suboficial de la Policía.

Apolonio Morínigo comentó a Última Hora que fueron recibidos por la fiscala General del Estado, Sandra Quiñónez, luego de haberse encadenado frente a la sede principal del Ministerio Público.

El papá de Edelio comentó que respecto al pedido que le realizó a Quiñónez, sobre la destitución del fiscal Antisecuestro Federico Delfino —a quien señalan por haberlos tratado de locos y critican por la falta de resultados— la misma les dijo que analizaría la situación.

“Ella le hizo una videollamada a Delfino y él aseguró que nosotros estábamos mintiendo. Tenemos pruebas de lo que decimos, ese hecho se filmó y ella nos dijo que verificará la situación para tomar alguna decisión al respecto”, indicó.

Sobre la solicitud de datos sobre el paradero de Edelio, tras seis años de su secuestro, don Apolonio mencionó que la fiscala General del Estado, deslindó responsabilidades y aseguró que esto está en manos de la Fuerza de Tarea Conjunta.

“Nosotros le dijimos que ella debe saber algo ya que ella es cabeza de una de las instituciones”, dijo Don Apolonio.

Obdulia Florenciano y Apolonio Morínigo anunciaron que recorrerán diferentes instituciones y se encadenarán en caso de que las autoridades no los reciban.

Tras reunirse con Sandra Quiñónez, los papás de Edelio se trasladaron hasta el Ministerio del Interior para intentar hablar con el ministro Euclides Acevedo.

Secuestro

El suboficial de la Policía Nacional Edelio Morínigo, de 31 años, cumplió el domingo seis años en poder del autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP).

El efectivo policial fue llevado el 5 de julio del año 2014 por los miembros del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), cuando se encontraba en la estancia Macchi Cué, a 100 kilómetros de la ciudad de Concepción, donde compartía con amigos en su día libre.

Los delincuentes nunca realizaron ningún pedido de dinero por su liberación, pero sí un intento de canje, en el mes de octubre del mismo año, por seis miembros del grupo criminal que se encontraban presos.

La propuesta no fue aceptada por el Gobierno de turno de ese entonces, a cargo de Horacio Cartes, que había asegurado que no negociaría con criminales.

El 18 de ese mismo mes se tuvo la única prueba de vida del agente, un video en el que aparecía en compañía del entonces secuestrado Arlan Fick.

Fuente: Ultima Hora