Una vez más se pospuso el juicio oral y público a Rumilda Giménez y Juana Bernal Maíz, procesadas por el secuestro de Luis Lindstron como supuestas colaboradoras del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP). Familiares y defensores repudian el hecho.

Familiares y abogados lamentaron suspensión.
Familiares y abogados lamentaron suspensión.

La fiscala antisecuestro, Sandra Quiñónez, solicitó al tribunal de Sentencia el traslado de lugar de juicio a la capital de país, argumentando falta de seguridad en el Palacio de Justicia de Concepción. Añade en su nota presentada a la jueza Teresita Fleitas, presidenta del Tribunal de Sentencia, que Juana Bernal Maíz es hermana de Antonio Bernal Maíz, miembro activo del EPP y de Bernardo Bernal Maíz, quien fue abatido tras un tiroteo con la FTC en el momento en que se produjo el secuestro de Arlan Fick. También sostiene que el comandante del EPP, Osvaldo Villalba, y los demás miembros son adiestrados en explosivos, disparos y enfrentamientos, por lo que son personas peligrosas.

El Tribunal estudia el caso y resolverá en las próximas horas, mientras los familiares y la defensa de Rumilda lamentan la actitud de la Fiscalía, que consideran es una estrategia para dilatar el caso, ya que no tiene elementos contra Rumilda Giménez.

Alcides Giménez, hermano de Rumilda, sostuvo que es una pena la suspensión, ya que se ha movilizado a todos los sectores; incluso, dijo que los testigos tuvieron que viajar de Puerto Casado, Chaco, y la suspensión se comunicó a último momento.

Fuente. Uh

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *