Piden mediación de organizaciones de DDHH para liberar a Félix Urbieta

Las hijas del ganadero desaparecido hace cuatro años piden una segunda oportunidad para volver a conversar sobre el rescate y detallaron el motivo del fracaso de la primera negociación.

Pedido. Las hermanas Urbieta pidieron a los secuestradores una nueva negociación.

Liliana Urbieta, hija del ganadero Félix Urbieta, que ayer cumplió cuatro años de cautiverio, pidió a los secuestradores de su padre que establezcan un canal de comunicación para retomar las negociaciones.

Para ello, pidió la mediación de organizaciones de Derechos Humanos, de la Iglesia o alguna organización política que sea de la confianza de los captores de su padre para que sean un nexo para la conversación.

“Necesitamos un canal de comunicación a través de las organizaciones. Si acceden a una salida humanitaria, teniendo en cuenta la comunicación que posee esta gente con los secuestradores, que sean un nexo que se establece para intermediar esta comunicación”, dijo Liliana, que fungió de vocera de la familia, respaldada por sus dos hermanas Norma y Ermelinda.

La mujer, visiblemente afectada por lo sucedido, recordó que en el 2017 fue la última vez que los miembros del Ejército Mariscal López (EML), que se habían llevado a su padre, se comunicaron con la familia para establecer el monto del rescate en 350 mil dólares, cifra inferior a los 500 mil que habían pedido al principio.

Los miembros de la familia Urbieta se pusieron en campaña para conseguir el monto que le habían pedido, pero les faltó G. 600 millones

EL MONTÓ QUE FALTÓ. Con pesar, Liliana recordó que buscaron la mano solidaria de los amigos de su padre pero estos no respondieron.

Entonces tuvieron que recurrir a Jarvis Chimenes Pavão, que entonces se encontraba preso en Paraguay, en medio de la desesperación. “Recurrimos al señor Pavão, y la parte que nos faltó para completar el monto nos iba a prestar él. Lastimosamente, nos falló y es por eso que no pudimos completar el rescate de mi papá”, reveló la mujer.

Jarvis Pavão fue extraditado a Brasil, su país de origen, donde es considerado uno de los principales capos del narcotráfico

Este había señalado, en una entrevista con Telefuturo, su supuesta ingerencia en la negociación para la liberación de Arlan Fick, joven menonita secuestrado por el Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) en el año 2014 y liberado ese mismo año, tras pago de rescate. JR

Teniendo en cuenta la comunicación que posee esta gente con los secuestradores, que sean un nexo. Liliana Urbieta, hija de Félix.

Fuente: Ultima Hora