El fiscal antisecuestros, Joel Cazal dio a conocer el contenido de las anotaciones de la Agrupación Campesina Armada (ACA) en la que consta que el grupo se atribuye el crimen de los dos militares ocurrido el noviembre del año pasado. Con esto desacredita las fuertes denuncias en contra de los miembros de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC).

Es parte del memo de la ACA.
Es parte del memo de la ACA.

En el cuaderno de novedades de la Agrupación Campesina Armada (ACA), que había sido requisado del supuesto guerrillero, Rudy Ruiz, figura que el grupo se atribuye la muerte violenta de los dos militares, ocurrida en noviembre del año pasado. Por tal motivo, el fiscal Cazal presentó imputación en contra de Alfredo Jarra Larrea, líder del grupo armado.

Las anotaciones de ACA señalan que en la fecha indicada, a las 21:00 Hs. dos guerrilleros se acercaron a un punto fijo hacia Yby Ya´u para retirar explosivos en gel y granada industrial transportando la carga en motocicleta por la Ruta V hacia Arroyito. Añaden que fueron seguidos por una lujosa camioneta de color gris, la cual se adelantó pasando la comisaria de Cuero Fresco.

El relato escrito dice que la camioneta realizó una maniobra brusca para detener a los guerrilleros apuntándoseles en un fusil desde la ventanilla de un vehículo, mientras maniobraba para cerrarles el paso. Agrega que los guerrilleros activaron una granada lanzando cerca de vehículo junto a la bolsa de explosivos, momento en que la motocicleta dio vuelta a sus pasos siendo saludado por una ráfaga de armas automáticas, cuyas balas brillaban por el pavimento.

Indica textualmente: “En unos segundos se escucharon y vieron la detonación de los explosivos; quedando como resultado, un capitán de ingeniería de nombre ………………Piñanez y el suboficial militar de nombre…………………………….., ambos muertos descuartizados y dos agentes de la SENAD gravemente heridos, que el gobierno trató de ocultar `por todos los medios”, se lee.

La escritura hacía referencia a la muerte violenta de Enrique Daniel Piñanez Cianco y José Manuel González Ferreira, ambos militares que había ocurrido el 26 de noviembre de 2.014.

La fiscalía dio a conocer este escrito con lo que desacredita la denuncia pública realizada por el general (R) Herminio Piñánez Balmori, padre del capitán muerto, contra la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC).

El militar retirado responsabilizó de la muerte de su hijo a los jefes de la FTC de esa época incluyendo al fiscal Joel Cazal.

IMPUTACION

El fiscal antisecuestros, Joel Cazal, imputó en la tarde de este viernes a Alfredo jara Larrea, alias comandante Villaverde, por la supuesta comisión de supuestos hechos punibles de Homicidio doloso, Lesión Grave, Terrorismo y Asociación Terrorista ocurridos el 26 de noviembre de 2.014, en el Km 87 de la Ruta V “Bernardino Caballero”.

En la ocasión murieron Enrique Daniel Piñanez Cianco y José Manuel González Ferreira, resultando con heridas Juan Manuel Jara.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *