Diputados ignoran a la ciudadanía y salvan a intendentes denunciados

Mediante negociaciones entre bancadas blanquearon a liberales, mientras apuran estudiar la intervención de Encarnación, pero postergan denuncias contra colorados, en medio de impunidad.

Alejandro Urbieta – José Carlos Acevedo – Presentado Martínez. Samuel González – Francisco Chávez – Víctor Bordoli

Olvidando su función de representar a la ciudadanía, la Cámara de Diputados acomoda fichas para seguir salvando a los intendentes denunciados por corrupción.

Mientras las denuncias contra colorados son postergadas, se apuran los estudios de pedido de intervención de opositores. No obstante, para evitar ser intervenidos, negocian entre bancadas con favores políticos.

El último fue el liberal Alejandro Urbieta, de Concepción, donde los ciudadanos llevan dos años pidiendo que la Municipalidad sea intervenida, pero un pacto entre liberales y colorados abdistas impidió transparentar su gestión. Operaron su hermano, el colorado Luis Urbieta, y el cuñado de este, Emilio Pavón.

Antes ya fue blanqueado el intendente de Pedro Juan Caballero, el liberal José Carlos Acevedo, quien también tiene a su hermano, Roberto Acevedo, ocupando una banca.

Mientras tanto, los colorados están despreocupados. Los pedidos de intervención de Teniente Esteban Martínez, cuyo intendente es Presentado Martínez, y de Arroyito, bajo jefatura de Samuel González, ni siquiera cuentan con comisiones conformadas.

Sin embargo, aunque el pedido de intervención de Encarnación llegó recientemente, la comisión se integró con premura. El intendente es Luis Yd, de Patria Querida, partido cuyos diputados se abstuvieron de votar en el caso de Concepción.

Salvados. Los colorados omiten denuncias como el caso de Ybycuí, donde la intendenta María del Carmen Benítez fue denunciada por obras fantasmas. Pero lo más grave son los antecedentes de casos que llegaron hasta la Cámara de Diputados pero fueron salvados, como sucedió con Coronel Martínez, cuyo intendente es Aricio Román; Guazú Cuá, con César Machado; Paso de Patria, con Rolando Arrúa, entre otros.

Un caso particular fue el del intendente de Azotey, Feliciano Arévalo, quien falleció por Covid-19. Su gestión también contaba con un pedido de intervención, postergado por colorados.

Recientemente, también se solicitó la intervención de la Municipalidad de Quiindy, debido a varias irregularidades, entre ellas, la última compra de kits alimenticios, supuestamente sobrefacturados. La intendenta es la colorada Alba Acevedo.

Llanismo. En San Antonio se posterga la intervención gracias a la protección del llanismo. El intendente es el liberal Raúl Mendoza, acusado por mal desempeño.

Alejandro Urbieta
Intendente de Concepción
Liberal. El pedido de intervención se mandó al archivo. Fue denunciado por un desvío de G. 4.000 millones que debían usarse para obras, pero fueron destinados a salarios y transferidos a comisiones vecinales.

José Carlos Acevedo
Intendente de Pedro Juan Caballero
Liberal. Se mandó al archivo el pedido de intervención que se dio luego de que la Contraloría detectara uso irregular de G. 4.000 millones, que fueron destinados a comisiones vecinales de forma dudosa.

Presentado Martínez
Intendente de Esteban Martínez
Colorado. El estudio del pedido de intervención no cuenta con comisión conformada. Fue denunciado por no haber rendido cuentas del uso de Fonacide. Se le acusó de un faltante de G. 800 millones.

Samuel González
Intendente de Arroyito
Colorado. Sigue postergada la conformación de la comisión de estudio del pedido de intervención. Fue denunciado ante la Fiscalía por supuestas obras fantasmas que alcanzan unos G. 1.100.000.000.

Francisco Chávez
Intendente de Independencia
Colorado. Fue salvado de ser intervenido por Diputados. Cuenta con una denuncia por obras fantasmas por un monto de G. 130 millones, detectados por la Contraloría, y otro de G. 140 millones.

Víctor Bordoli
Intendente de Humaitá
Colorado. Se rechazó el informe de intervención en Diputados, y fue salvado de ser destituido, pese a la denuncia por un perjuicio de G. 2.767.000.000. También utilizó una ambulancia de forma particular.

Fuente: Ultima Hora